¿Cantamos?

¿Cómo surgió la idea de la canción? ¿Quién me ayudó?

 

A lo largo de todos estos años he comprobado que las palabras que se utilizan para hacer “cagar” a la Tronca varían de unas zonas a otras así que, la primera duda que me surgió, era cuales escoger.  Después de investigar aquí y allá elegí las que hay en el libro álbum ilustrado, porque hay parte de ellas que se repiten en varias zonas de Aragón. 

Cuándo decía las palabras en los colegios me daba cuenta de que la retahíla era algo larga y costaba un poco que los alumnos mas pequeños las memorizaran, así que pensé que, el crear una música para ellas haría todo más fácil y entretenido.  Con esta idea en la cabeza hablé con  Marta Temprado y le planteé que es lo que quería hacer. Sin dudarlo ni un segundo aceptó el colaborar conmigo y quedamos una mañana en Musikare para hablar tranquilamente del proyecto y así, entre sorbos de té, surgió la canción que ahora podéis escuchar en la web.  Yo quería que fuera algo que tuviera ritmo y se pudiera “bailar”, ya que, por deformación profesional, siempre pienso en los niños, en lo que puede gustarles más y, Marta, cómo buena Musicoterapeuta que es, captó la idea enseguida. 

En cuanto a los instrumentos a utilizar, tenía claro que Marta tocaría su acordeón , ese que me ha acompañado en varios momentos de mi vida,  y yo, llevaría algo diferente y que fuera típico aragonés así que opté por una huesera.  Además de esos instrumentos introducimos alguno más en la grabación como un tambor y una pandereta, pero en la canción, queríamos que destacaran esos dos.  Tan importantes me parecen que aparecen casi al final del libro.  

Tras varios mensajes y una nueva quedada para cantar y cerrar definitivamente la letra y la música, pensé en cómo podía hacer llegar la canción a todas aquellas personas interesadas en la tradición de la Tronca de Navidad. Dándole vueltas se me ocurrió que, a través de un código QR que pondría en el libro, enlazaría la música de la canción.  Comentándolo con Marta le pareció buena idea y me propuso que, ya que era un proyecto muy interesante, grabáramos la canción en un estudio y, oye, allí que nos lanzamos.

¿Cómo dimos con la discografica Producciones Sin Compasiones? Marta contacto con ellos a través de un amigo y se encargó de cerrar el día de la grabación.  Yo nunca había grabado nada en estudio y he de decir que esa tarde disfruté muchísimo.  Juanmi hizo que todo fluyera muy fácilmente y trabajar con Marta siempre es muy agradable ya que ambas sintonizamos rápido en las ideas y pensamientos.   Hicimos varias grabaciones de las voces ya que a mi me costaba un poco “empastar” con la de Marta debido a mis nervios, pero al final, creo que el resultado ha sido muy bueno y tiene la calidad sonora que estaba buscando.  Me gustó tanto que pensamos en la idea de lanzar la versión música sin letra por si había alguien interesado en cantarla.  

Con todas estas ideas y mi música en el bolsillo (nunca mejor dicho porque la llevaba en un pendrive) llegué a casa y se me ocurrió que podría ser interesante el crear un vídeo donde la propia Tronca cantara nuestra canción y otro, con versión karaoke. Esa noche escribí a Vera lanzándole la idea y, como ella domina todo este mundo, me dijo que me lo podía crear sin problema.  Yo me enamoré desde el primer día que la vi en los bocetos del libro, de la imagen con fondo negro de la Tronca cantando, así que elegí esa para el vídeo y Vera hizo todo lo demás.  Cuando le indiqué lo del código QR me planteó el por qué no me hacía una página web así que una cosa llevó a la otra y ¡¡aquí estoy!! 🙂

Después de todo esto, no penséis que la idea de la canción estaba cerrada.  Cómo siempre pienso en qué cosas me gustaría encontrar a mi en un libro y qué cosas utilizo yo en mis clases de música, pues me lié la manta a la cabeza y hemos metido la partitura también en el libro por si a alguien le apetece tocarla o adaptarla a sus necesidades.  En esa página viene el QR y los dibujos creados por Vera del acordeón que utiliza Marta y de mi huesera, como instrumentos representativos de la canción.

La partitura en el libro nos ha dado bastantes quebraderos de cabeza.  Primero la hizo Vera a mano  y la retocó varias veces porque había notas erróneas, no se veía ni leía la letra, etc. así que decidí hacerla yo a ordenador con MuseScore que es un programa fácil y sencillo de utilizar.  Una vez hecha  al pasarla a color verde, vimos que una parte de la letra no quedaba justo debajo del ritmo que le correspondía, por lo que hubo que rehacerla de nuevo.  Vamos, que la página de la partitura ha sido la más retocada de todo el libro con diferencia y la que más veces hemos repasado para asegurarnos de que estaba todo bien.  

Espero que seáis muchos los que podáis disfrutar de la canción tanto a nivel personal cómo profesional porque ha sido creada con mucho cariño, mimo e ilusión.

 

Hasta aquí toda la historia de la canción.   Os pongo algunas fotos en el estudio de grabación y con esto “La Tronca” se despide hasta pronto!!!

 

 


¿Quieres comprar el libro o más información? Ponte en contacto con nosotras.


 

2019-10-28T23:00:30+00:00